Granito in the Media

Antique typewriter, Zurich

Un Nuevo Capítulo del Capitalismo en América Latina (op-ed article by Ilton Caldeira)

© Latin Trade, 2015-08-18

Ilton Caldeira *

Después de casi siete años del inicio de la crisis económica global, América Latina muestra que superó esta fase dura del capitalismo, volviendo a añadir potencial con amplias oportunidades para la inversión. Pero si antes sólo el crecimiento económico fue suficiente como sinónimo de desarrollo, para las generaciones más jóvenes una sociedad basada en ganancias no será suficiente para hacer frente de manera más ambiciosa desafíos tales como la desigualdad social y la falta de oportunidades.

La receta básica aplicada hace más de un siglo que prevé la combinación de avances en la élite del conocimiento, junto con las herramientas del mercado financiero para ampliar las ganancias, es cada vez más cuestionada. Esto indica que es necesario crear una nueva lógica de progreso. No es sólo centrarse en el crecimiento económico, pero usar la generación de conocimiento y valor para luchar contra la desigualdad, tal vez el mayor desafío actual.

Cerca de $ 6.5 mil millones, o 18 por ciento del total de activos bajo gestión en los Estados Unidos en 2014 se destinaron a inversiones socialmente responsables, un aumento del 76 por ciento desde 2012. En este contexto gana fuerza la inversión de impacto, la iniciativa de las empresas y los inversores que buscan una perspectiva más ilustrada para obtener ganancias. Estos nuevos capitalistas son más atrevidos que sus predecesores para conseguir, con uso intensivo de las nuevas tecnologías, hacer negocios y al mismo tiempo generar beneficios económicos, sociales y ambientales. En este amplio espectro hay muchas áreas de interés con buenas oportunidades como la energía renovable, la vivienda, la gestión de residuos, el agua y el saneamiento, la agricultura, la educación, los servicios financieros y de salud.

Datos recientes muestran la evolución de los fondos invertidos en la inversión de impacto en América Latina. De los $160 millones en 2008 saltó a $2 mil millones a finales de 2013. Este progreso en poco tiempo permitió la creación de centros para el desarrollo de iniciativas de impacto en São Paulo (Brasil), Ciudad de México (México) y Bogotá (Colombia). Pero a pesar de los avances, identificar oportunidades de alto potencial sigue siendo uno de los muchos desafíos para los inversores que buscan proyectos que cumplan con sus criterios de aplicación de los recursos, rentabilidad financiera y beneficios para la sociedad. La existencia de casos de éxito en los próximos años debe contribuir para atraer un grupo más amplio de inversionistas y fuentes de financiamiento, diversificando la fuente de capital. Esta nueva etapa puede estimular el desarrollo de una infraestructura institucional más sólida y necesaria para la maduración del sector de inversión de impacto en América Latina. Por lo tanto, habrá más oportunidades para hacer una diferencia positiva en las vidas de las personas con el progreso económico y social de la región.

* Ilton Caldeira es Director de Comunicaciones de la consultoría internacional Granito & Partners.